Declaración de la marcha del Día Mundial de Al-Quds en Irán

Ciudadanos iraníes participan en la marcha multitudinaria del Día Mundiald de Al-Quds, 1 de julio de 2016.
Ciudadanos iraníes participan en la marcha multitudinaria del Día Mundiald de Al-Quds, 1 de julio de 2016.

Al término de las marchas del Día Mundial de Al-Quds, los manifestantes iraníes emitieron una declaración en apoyo del pueblo palestino.

En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso

Glorificado sea Quien transportó a Su Siervo durante la noche, desde la Mezquita Sagrada [de La Meca] a la mezquita lejana [de Al-Quds (Jerusalén)], cuyos alrededores bendijimos, para mostrarle algunos de Nuestros signos. Él es Omnioyente y Omnividente.

(Sura Al-Asra, aleya 1)

Alabado sea Dios Todopoderoso, quien nos ha permitido una vez más manifestar a la comunidad internacional la “unidad y acción estratégica” e “inviolable” del pueblo iraní, consciente del enemigo al que se enfrenta, en apoyo a la causa palestina, al pueblo oprimido de Palestina y al frente de la Resistencia Islámica en la región participando de manera masiva y épica en la movilización general del Día Mundial de Al-Quds, gracias a la percepción del sagrado mes de Ramadán (mes de ayuno de los musulmanes), a las iluminadas noches del Destino y al valioso y trascendental legado del Imam Jomeini (la paz sea con él).

Habiendo transcurrido 37 años de la prodigiosa y trascendental iniciativa del fundador de la República Islámica de Irán, el imam Jomeini (la paz sea con él), bajo el sabio liderazgo del Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, la causa palestina y “la eliminación del tumor cancerígeno llamado Israel” se han convertido en “una de las principales prioridades de la comunidad islámica”, institucionalizada en toda la geografía del mundo islámico, mientras, “el sistema arrogante y sionista” ha visto cómo fracasaba su sueño satánico de “dominar del Nilo hasta el Éufrates” y quedaba incumplido el plan del “gran Oriente Medio”, convirtiéndose más que nunca en blanco de la furia sagrada y el odio revolucionario de los musulmanes verdaderos, abanderados del “Discurso de la Intifada” y “la Resistencia Islámica”, y en particular, de la nueva generación de palestinos valientes e intrépidos. Nosotros, el pueblo iraní—que en estos momentos se mantiene en ayunas— proclamamos a la comunidad internacional nuestra postura mediante la expresiva voz del monoteísmo: “Dios es grande” y “Jamenei, nuestro líder”, participando en la movilización general contra el enemigo del “Día Mundial de Al-Quds”, una demostración de la “escuela de la resistencia” y un no al “gran demonio” y símbolo del repudio al régimen usurpador de Israel.

1-      Nosotros, pueblo unido de Irán, consideramos la causa palestina, la liberación del pueblo oprimido e indefenso de Palestina del dominio del falso régimen sionista y el esfuerzo para eliminar el tumor cancerígeno de Israel como el anhelo indiscutible de la Revolución Islámica, estrategia crucial del Imam Jomeini (la paz sea con él) y su justo sucesor, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, la principal prioridad del mundo islámico y el eje en torno al cual gira la unidad de la comunidad islámica. Palestinos protagonizan una marcha en apoyo a la Intifada en el sur de la Franja de Gaza, 11 de marzo de 2016.Creemos que la única vía para hacer frente de manera victoriosa al régimen criminal e ilegitimo de Israel es seguir el modelo de resistencia de Hezbolá y HAMAS y extender el “discurso de la Intifada” a toda la geografía palestina, en especial a Cisjordania, además de ofrecer apoyo material y psicológico a la resistencia antisraelí. En particular, insistimos en la necesidad de que los palestinos desplazados en diferentes partes del mundo puedan volver a Palestina y celebrar un referéndum general y libre para determinar su futuro, y pensamos que cualquier otra solución basada en la “reconciliación” forma parte de una trampa que busca garantizar la continuación de la existencia satánica del falso régimen de Israel.

2-      Nosotros, pueblo musulmán iraní, recalcamos que la unidad, la consolidación y la coordinación de los grupos palestinos frente al régimen israelí es uno de los factores más importantes y necesarios para poder liberar la sagrada Al-Quds y expulsar a los israelíes usurpadores de los territorios ocupados de Palestina. Además, respaldamos “la línea de resistencia y de intifada” ante el régimen infanticida de Israel, condenamos firmemente la “judaización” de los territorios ocupados de Palestina y los esfuerzos tendentes a “la eliminación de la identidad nacional e histórica de Palestina”, que lamentablemente están siendo ocultados bajo el mutismo y la desatención total de las organizaciones internacionales que se pretenden defensoras de los derechos de los pueblos, así como de ciertos Gobiernos áraboislámicos de la región del Oriente Medio. También instamos a las organizaciones e instituciones internacionales y regionales a adoptar medidas decisivas y prácticas para detener la continuación de este peligroso complot.

3-      Nosotros, pueblo revolucionario y antiimperialista de Irán, consideramos que la resistencia islámica en la región—la cual ha atemorizado más que nunca al sistema hegemónico mundial y al régimen israelí con sus nuevas victorias y logros en Faluya (Irak) y Alepo (Siria)—es fruto de la “influencia del discurso de la Revolución” y la extensión del discurso “de la resistencia”. Condenamos las guerras por procuración, los crímenes salvajes y las acciones terroristas de los grupos salafíes y takfiríes en los países islámicos, y también el esfuerzo diabólico de los Al Saud y de ciertos países de la región que busca afectar a la corriente fluida de la resistencia y proporcionar seguridad a los israelíes apoyando el terrorismo y la normalización de sus relaciones con el régimen usurpador de Israel. Manifestamos nuestro apoyo al Gobierno, Ejército, fuerzas populares y de resistencia de Siria, Irak y al pueblo oprimido de Palestina.

Marcha de los ciudadanos canadienses en el Día Mundial de Al-Quds.

4-      Nosotros, pueblo unido y monoteísta de Irán, consideramos las intrigas de los terroristas takfiríes-salafíes en Irak y Siria como parte de la guerra por procuración del sistema hegemónico y fruto de los planes conjuntos de EE.UU, el régimen de Israel y los regímenes reaccionarios de la región del Oriente Medio para debilitar el eje de la resistencia islámica e incitar a la islamofobia, la lucha antislámica y la discordia entre los musulmanes. Pedimos a toda la comunidad islámica que preserve su unidad y consolidación islámica, refuerce el frente contra la violencia y el fratricidio, neutralice los objetivos y las estrategias del enemigo y evite que los enemigos del Islam desvíen la opinión pública del mundo islámico y sus capacidades de la causa palestina, creando problemas de modo intencionado.

5-      Nosotros, pueblo monoteísta y unido de Irán, condenamos “la agresión saudí a Yemen” y la matanza salvaje del pueblo oprimido y musulmán de Yemen, la participación de los Al Saud en la agresión y matanza del pueblo bareiní y la revocación de la ciudadanía al prominente sheij chií Isa Qasem, que lamentablemente se ha llevado a cabo ante el mutismo e indiferencia de las organizaciones internacionales y con el amparo del Gobierno de Estados Unidos. Asimismo, condenamos la matanza de miles de peregrinos en la tragedia de La Meca y Mina en los rituales del Hach (Peregrinación) y la privación impuesta a los peregrinos iraníes de los rituales del Hach de este año, muestra evidente de ‘rechazo de un acto para agradar a Dios’ y evitar un viaje espiritual para cumplir con un gran deber divino y que, además de considerarlo una muestra de la falta de gestión e ineficacia del régimen saudí,  hacemos hincapié en la necesidad de que los países islámicos adopten una medida coherente para administrar los rituales del Hach y garantizar la seguridad de los peregrinos, insistiendo al mismo tiempo en que estos hechos nunca tienen que ser olvidados.

6-      Nosotros, pueblo revolucionario iraní, consideramos a Estados Unidos como “idolatra principal”, “gran demonio” y enemigo número uno nuestro y, basándonos en los objetivos y advertencias del Líder de la Revolución Islámica, consideramos la “infiltración” y la “influencia” en la voluntad y las decisiones del país, esfuerzos para debilitar “los principios del sistema” y la principal estrategia del astuto enemigo en la era “post acuerdo nuclear”, e insistimos en la necesidad de desvelar los planes antiraníes y antirrevolucionarios de EE.UU. en “el gran Yihad (esfuerzo)”, no seguir al enemigo y resistir ante la dominación y las demandas excesivas del sistema hegemónico como estrategia general e inviolable de hoy para nuestro país. Instamos a todos los órganos e instituciones, así como a todas las personas y movimientos que creen en el sistema de la República Islámica a cumplir con sus respectivas responsabilidades y actuar de manera consciente e inteligente ante los complots enemigos que buscan “influir (en el país)”, a desempeñar su rol en el “gran Yihad” y esforzarse para cumplirlo, a ayudar a la Revolución y a la sociedad islámica para que logren superar los grandes peligros de la presente coyuntura histórica.

7-      El pueblo revolucionario y consciente de Irán, además de honrar la memoria de los mártires caídos en la guerra contra los terroristas en Siria y agradecer la decisiva ayuda y asesoramiento del sistema sagrado de la República Islámica de Irán y del comandante de las Fuerzas de Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, “el general de división Qasem Soleimani”, seguidor del Líder iraní, quien junto al Ejército y las fuerzas populares de Irak y Siria ha logrado neutralizar los complots hegemónicos y las intrigas de los grupúsculos terroristas takfiríes y salafíes en esos países, convirtiéndose en seña de honor y distinción de los iraníes ante toda la comunidad islámica. Insistimos también en la necesidad de seguir sus esfuerzos en esta vía sagrada y revolucionaria e instamos al Gobierno y Parlamento iraníes a allanar el terreno para la ampliación de estos grandes logros.

8-      Nosotros, pueblo luchador e instructor de mártires del Irán islámico, consideramos innegociables e inviolables nuestros logros y capacidades en materia de “industria defensiva”, en particular “nuestro poderío misilístico”, que garantiza nuestra “seguridad nacional”, y advertimos a los poderes arrogantes, en especial a “EE.UU., que siempre incumple sus promesas y es farsante”, que aprenda de las lecciones recibidas de sus intentos fracasados durante estos 38 años ante Irán y abandone las amenazas y el aventurismo contra la República Islámica. De lo contario, tendrá que afrontar la respuesta contundente de los defensores valientes de la Revolución y la patria islámica.

9-      El pueblo seguidor del Líder iraní, teniendo en cuenta la violación e incumplimiento de EE.UU. respecto al levantamiento de las sanciones (antiraníes) y la obstaculización de la vía de interacción de los bancos extranjeros con Irán, espera que las autoridades competentes, en especial la delegación que revisa la aplicación del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), además de hacer frente, con seriedad a cualquier tipo de violación y abuso, por parte de las contrapartes, de las incertidumbres existentes con respecto al acuerdo nuclear, defienda los intereses del pueblo iraní, siga la directrices del Líder de la Revolución Islámica de Irán y queme el acuerdo nuclear en caso de que la contraparte viole sus compromisos en virtud del mismo.

10-   Nosotros, pueblo resignado y libre de Irán, teniendo en cuenta los complots sucesivos del sistema hegemónico e imperialista tales como “amenazas”, “sanciones”, “provocaciones”, “discordias”, “guerra blanda” y planes para “hacer desesperar al pueblo del futuro de la Revolución”, consideramos insuficientes los esfuerzos de los tres poderes de Irán, en especial del Ejecutivo, el estimado Gobierno, con respecto a la “Economía de resistencia, acción e implementación”, las “preocupaciones culturales” y la “institucionalización del modelo de vida islámico”. Por tanto, les pedimos que refuercen la “producción nacional” e impulsen la reequipación interna de la economía, el empleo de los jóvenes, el mejoramiento del ambiente laboral, el progreso de la economía y el bienestar de la gente, así mismo, desalienten  a  los enemigos de la revolución y del sistema de todos sus intentos de “crear una brecha entre el pueblo y el sistema de la República Islámica y la Revolución”.

Viernes, 11 de Tir de 1395

25 de Ramadán de 1437

1 de julio de 2016

viernes, 1 de julio de 2016 8:53

 

Fuente: HispanTV
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s