Ala política de Hezbolá denuncia inicio de normalización de lazos Riad-Tel Aviv

Dore Gold, exembajador israelí ante la ONU (dcha.) junto con Anwar Majed Eshki, general retirado saudí (izda.) en un evento en el Consejo de Relaciones Exteriores en Washington, celebrado en 2015.
Dore Gold, exembajador israelí ante la ONU (dcha.) junto con Anwar Majed Eshki, general retirado saudí (izda.) en un evento en el Consejo de Relaciones Exteriores en Washington, celebrado en 2015.

El bloque parlamentario libanés Lealtad a la Resistencia condena todas las medidas sistemáticas de Arabia Saudí para normalizar lazos con el régimen de Israel.

Las políticas saudíes son claros desvíos (…) rendirse ante las artimañas del enemigo de las naciones árabes e islámicas es dejar de respaldar a la nación palestina y desatender su derecho a conseguir la liberación de sus territorios”, reza un comunicado emitido el jueves por el bloque.

En este contexto, el bloque parlamentario libanés Lealtad a la Resistencia, ala política de Hezbolá, resalta el derecho palestino a luchar legítimamente por la liberación de sus tierras y decidir su futuro.

Las políticas saudíes son claros desvíos (…) rendirse ante las artimañas del enemigo de las naciones árabes e islámicas es dejar de respaldar a la nación palestina y desatender su derecho a conseguir la liberación de sus territorios”, reza un comunicado del bloque parlamentario libanés Lealtad a la Resistencia.

Luego de hacer referencia a la reciente visita de una delegación saudí a los territorios ocupados palestinos, el comunicado rechaza cualquier contacto, encuentro o iniciativa para reanudar relaciones entre los árabes y el régimen de Israel.

Para justificar este rechazo, la nota menciona la agresión saudí contra Yemen y sus obstáculos para tropezar los diálogos nacionales y la búsqueda de una solución política para el conflicto en ese país árabe.

La implicación directa de Riad en las represiones del régimen de Al Jalifa en Baréin es otro ejemplo de las políticas erróneas saudíes, añade la nota, la cual también recuerda que el único objetivo de las marchas pacíficas de los bareiníes es conseguir reformas políticas.

Mientras Arabia Saudí y el régimen de Tel Aviv carecen de lazos diplomáticos oficiales, el pasado 21 de julio, el exgeneral saudí Anwar Eshki, a la cabeza de una comitiva, viajó a los territorios ocupados palestinos para reunirse con funcionarios israelíes.

En reiteradas ocasiones, el actual ministro israelí de asuntos militares, Avigdor Lieberman, ha considerado que el establecimiento de cooperaciones y relaciones económicas con países árabes “moderados” marcará un nuevo ambiente para este régimen.

tas/ncl/hnb

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s