Informe filtrado revela la indirecta aprobación de la UE a la ocupación israelí

Federica Mogherini, alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, se ha opuesto a la propuesta de que “los conocidos colonos violentos y los que piden los actos de violencia” deben estar bajo la prohibición de visados de la UE.

Una vez más, Israel está haciendo un gran esfuerzo para impedir la discusión de un documento de la Unión Europea entre las instituciones europeas.

Una vez más, Israel está haciendo un gran esfuerzo para impedir la discusión de un documento de la Unión Europea entre las instituciones europeas. El informe interno, redactado en diciembre de 2015 y aprobado por todos los Estados miembros de la UE, atribuye el desarrollo de la Intifada (levantamiento) de Jerusalén a “la ocupación israelí”. Se incluyó una referencia a las condiciones de vida de los ciudadanos palestinos y la incapacidad para aplicar el paradigma de dos estados.

El observador de la UE, que ha visto el informe de 39 páginas, ha declarado que el documento pretende ser una referencia para los ministros de relaciones exteriores de la UE y “de las propuestas presentadas por el Servicio Exterior de la UE.”

Si bien tiene una gran escasez de hechos, el informe está invadido de contradicciones que marcan el ciclo constante de la condena y el apaciguamiento de Israel a expensas de la retención de las narrativas palestinas. El Jerusalem Post ha considerado que el documento de la UE se inclina lejos de la afirmación del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que Israel y el resto del mundo se enfrentan a las mismas amenazas terroristas. Retóricamente, la UE se ha distanciado de declaraciones generales de Netanyahu que generalizan cada incidente terrorista con el fin de normalizar la violencia de Israel contra la resistencia palestina. No obstante, como en otras ocasiones, la UE ha elaborado sus propias estrategias que sustentan la narrativa de Israel tanto a nivel regional como internacional.

El informe es ambiguo en extremo. “Algunos palestinos autores de ataques individuales”, explica, “al parecer, han muerto por disparos en situaciones en las que ya no suponen una amenaza”. A pesar de que Netanyahu ante sí mismo refrende públicamente tales ejecuciones extrajudiciales, la UE ha preferido subyugar los hechos a hipótesis a través del uso de terminología como “aparentemente”, “aparecido” y “equivalentes quizá en algunos casos de homicidios ilegítimos”. Por no condenar tales homicidios ilegítimos de forma explícita, el discurso sugiere la aprobación tácita de la UE a la violencia estatal y a los colonos israelíes. Esto se ilustra con más detalle en la cláusula estándar de equivalencia del informe de que “ambas partes” han incurrido en “retórica inflamatoria”, lo que anula el hecho de que la resistencia palestina es una respuesta legítima a la violencia colonial ilegal israelí.

Federica Mogherini, alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, se ha opuesto a la propuesta de que “los conocidos colonos violentos y los que piden los actos de violencia” deben estar bajo la prohibición de obtener visados de la UE. De acuerdo con Mogherini: “Actualmente no hay ninguna posibilidad de sancionar a nadie. La cuestión es más bien la forma de motivar a la gente a… reiniciar las conversaciones de paz”. Tal indulgencia trabaja en concordancia con la política de Israel hacia los colonos terroristas que están protegidos en su mayoría por el estado colonial, permitiéndoles actuar con impunidad.

Quizá la prueba más elocuente del apoyo a la colonización israelí es la recomendación de que la UE desarrolle “nuevas directrices que diferencian entre Israel y sus asentamientos ilegales”, según el observador de la UE. Esta distinción ha sido un beneficio interminable para Israel y sus consecuencias son muchas, incluyendo la negativa a reconocer el hecho de que Israel es una entidad colonial y que su manifestación es contraria a los principios consagrados en el derecho internacional. Refiriéndose a Israel como “potencia ocupante”, sin referencia alguna a la colonización, en efecto absuelve a Israel y a la comunidad internacional de responsabilidad cuando se trata de reconocer el derecho de los palestinos a la resistencia y de la liberación. A menos que se rectifique esta anomalía, todos los informes emitidos por la UE serán inherentemente sesgados hacia Israel, independientemente del contenido. El tratamiento de la expansión colonial como un fenómeno reciente es una transgresión de la verdad y constituye un obstáculo a la lucha palestina, a pesar de que, después de todo, es la aparente intención internacional detrás de este engaño flagrante.

Sobre el autor: Puedes seguir a Ramona Wadi  en Twitter en @walzerscent

Fuente: Leaked EU report reveals indirect approval of colonial Israel

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Fuente: Ramona Wadi, Middle East Monitor 

Traducción: Palestinalibre.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s