El hambre de una combatiente: La historia no contada de Hana Shalabi

por Ramzy Baroud


Durante su huelga de hambre, que duró exactamente 47 días, Hana Shalabi no consiguió dormir nunca más allá de unas pocas horas. En los primeros días solo consiguió echar una cabezadita, de la que despertaba sobresaltada ante el repentino temor de que alguien trataba de lastimarla. Sigue leyendo